BLOG
Futuro Educativo

Temas

Brasil lanza el Netflix de la educación

No es usual pensar que la innovación puede venir del estado. Pero lo cierto es que la innovación no sale solo de los márgenes. No viene solo de abajo hacia arriba porque “el sistema” es conservador por naturaleza y solo puede ser quebrado por fuera de sus entrañas. La innovación también viene de la necesidad, de la política pública y del poder que el propio “sistema” tiene.

Ese es el caso de Brasil, el país donde se ha desarrollado el mayor ecosistema de innovación educativa en América Latina. El Estado no mira hacia otra parte. El reciente lanzamiento de la iniciativa “Hora do ENEM” es una innovación estatal de gran escala, quizás una de las más importantes que se puedan ver hoy en la región.

“Hora do ENEM” parte de un gigantesco dispositivo: el examen de acceso a la universidad que tiene Brasil y que toman más de 8 millones de alumnos cada año.

Alrededor del ENEM comenzaron a girar en los años recientes múltiples satélites de innovación disruptiva del sector privado emprendedor. “Descomplica” es una plataforma de videos educativos con clases particulares pagas por vía digital para preparar el ENEM (ver nuestra nota aquí). “Geekie” es la mayor plataforma de aprendizaje adaptativo de América Latina, una probable inspiración de “Hora do ENEM”.

El Estado brasilero no solo observó estas iniciativas, sino que decidió dar un paso al frente. Fue la propia presidente Dilma quien encabezó el lanzamiento público de “Hora do ENEM”.

La iniciativa tiene 4 componentes claves para ayudar a los alumnos a preparar la prueba ENEM para entrar en la universidad:

-Simulacros de la prueba con diagnóstico predictivo: son 4 pruebas simuladas del ENEM (abril, junio, agosto y octubre, justo antes de la prueba en noviembre) que entregan una nota a los alumnos y les asignan la cantidad de tiempo y ejercicios que deberían realizar para lograr la nota que querrían obtener en la prueba real. Algoritmos predictivos permitirán dar esta información con alto grado de precisión.

-Plataforma personalizada de aprendizaje: estará basada en la situación individual de cada alumno, en la definición de su objetivo (a qué carrera y en qué universidad quiere aplicar)  y brindará un plan de estudios individual para lograr ese objetivo. Esta plataforma incluye contenidos gamificados desarrollados por Geekie.

-MecFlix: una fusión literal de “Ministerio de Educación” (MEC) y Netflix (Flix). Se trata de una serie de video-aulas, con clases filmadas para preparar a todos los alumnos en cada materia. Aquí se podrán crear playlists individuales de los videos con un motor de búsqueda que organiza los aprendizajes en base a algoritmos predictivos.

-Programa de TV: todos los días habrá un programa de televisión (en el canal TV Escola) dedicado a cada temática de las que serán evaluadas en la prueba ENEM.

La presentación de “Hora do ENEM” del ministro de Educación Mercadante fue muy clara y explícita. El ministro indicó: “En vez de ver series por Netflix todo el día, los alumnos podrán estudiar y aprender en Mecflix”. Incluso, arriesgó dar una cifra basada en cálculos predictivos: “el alumno que estudie dos horas por día en Hora do ENEM va a mejorar su nota en la prueba en un 30%”.

Según cifras oficiales, el 50% de los hogares en Brasil ya tienen internet y el 78% de las personas tienen un teléfono inteligente con acceso a internet. En un nuevo tiempo donde la conexión está cerca de ser ubicua y universal, es hora de planificar innovaciones radicales en la política educativa. Brasil busca llegar por vía digital y con motores de inteligencia artificial predictiva a irrigar de posibilidades de aprendizaje de millones de alumnos. También es una vía de eficiencia fiscal: es mucho menos costoso que contratar miles de docentes nuevos, en un país que enfrenta un gran déficit fiscal.

Pero la prueba ENEM puede ser un arma de doble filo para la innovación. Por un lado, es un camino real y tangible, una ruta, un incentivo concreto para que los alumnos usen vías digitales y aprendan más allá de la escuela con posibilidades a su alcance nunca antes vistas en la historia. Amenazados por la posibilidad de no entrar a la carrera universitaria que aspiran aprenderán con nuevas herramientas digitales más de lo que la escuela podía enseñarles.

Por el otro lado, también puede ser una vía demasiado esquemática, que enseñe para la prueba y no fomente el aprendizaje en profundidad. Qué pasará si un alumno descubre conocimientos fascinantes nuevos pero falta un mes para la prueba y su simulacro no da bien: ¿podrá desviarse del curso predictivo y desarrollar creativamente aprendizajes personalizados reales, basados en la incertidumbre, los deseos y las pasiones ocultas de los humanos o estará predestinado a seguir un curso predictivo que el algoritmo creó para lograr la mejor nota en la prueba? Cada vez veremos más de estas preguntas en nuestros debates educativos del futuro…


Graduate XXI & Futuro Educativo
© 2017 - Todos los Derechos Reservados
Conoce al equipo de GXXI

  • Graduate XXI

¡Hablan de nosotros!


¡Tweets en vivo!

The qualities needed to be a good #teacher http://YKiaU5Cpnz vía @guardian

@graduatexxi
Estas 4 tendencias prometen cambiar el #futuro de la #educación tecnológica http://JCVlXqkSqD #edtech vía… http://ddCAVbitR1

@graduatexxi
How's the increased access to digital content influencing #reading in #school? http://a12yU2bPMh http://t7KAYuS8M2

@graduatexxi
Should children start #school later? Here's what the #research says ... http://lYGsujFEkJ vía @GuardianEdu… http://AoQxY39BXP

@graduatexxi