BLOG
Futuro Educativo

Temas

La nueva literatura digital: aplicaciones para formar lectores y escritores

La gran burbuja de la tecnología está produciendo una inmensa cantidad de soluciones poco innovadoras. El mercado está lleno de falsas ilusiones y promesas incumplidas que sólo reproducen viejas versiones del sistema educativo con nuevos dispositivos. Muchas plataformas adaptativas se usan para memorizar mejor en los exámenes. Se multiplica la gamificación que proponen usar puntajes adictivos como incentivos externos para hacer trabajar a los alumnos. Se crean plataformas de videos con clases expositivas tradicionales.

Algunos investigadores han declarado la guerra a esta versión de la burbuja tecnológica educativa. Proponen buscar verdaderas innovaciones que hagan sentido, que generen en los alumnos y docentes una experiencia de aprendizaje valiosa. Proponen usar la tecnología como la concibió Seymour Papert, para reinventar las tradiciones escolares creando nuevos mundos de conocimiento donde los alumnos sean protagonistas.

La tecnología puede producir alteraciones pedagógicas sólo si entiende qué busca cambiar. Veamos un ejemplo con la literatura. Las preguntas disparadoras podrían comenzar así:

¿Cómo se fomenta el amor por la lectura y la escritura? ¿Cómo se logra que un/a alumno/a tome un libro después de otro y siga su camino como lector/a? ¿Cómo se fomenta la lectura con sentido para niños/as y adolescentes? ¿Cómo se pueden generar lazos creativos y perdurables con la escritura?

Supongamos que un Ministerio de Educación quiere contestar estas preguntas. Supongamos que se propone redefinir el aprendizaje de la escritura a gran escala. ¿Cómo podría ayudar a este rediseño las nuevas tecnologías digitales?

Aplicaciones como Night Zookeeper podrían promover el amor por la literatura y la creatividad. A medida que los alumnos dibujan esta aplicación les va abriendo historias sobre animales en un mundo mágico. Diseñada para alumnos de 5 a 11 años, esta aplicación invita a los padres a participar con ellos de las historias. La plataforma tiene miles de lecciones especialmente diseñadas para que los docentes trabajen con sus alumnos de maneras creativas.

¿Un Netflix de la literatura infantil y adolescente? La plataforma adaptativa Lightsail tiene miles de libros y artículos que son recomendados a los pequeños lectores en base a la analítica colaborativa de la red de lectores. Permite también monitorear los avances en la lectura por parte de los docentes y crear reescrituras colaborativas de los textos.

Con aplicaciones como A Tale Unfolds, los alumnos pueden trabajar en equipo elaborando guiones para filmar películas cortas en video. Al final de la producción se invita a ver la premiere de cada película con las familias y alumnos. La propuesta busca empoderar a los alumnos como autores de guiones de cine que luego llevan a la práctica.

Se podría apelar a aplicaciones como New Sela que adapta los textos de diversas áreas curriculares a las habilidades lectoras de los alumnos. Cada día se publican variados textos que promueven discusiones en clase buscando abrir la motivación de la lectura en los alumnos. New Sela tiene una poderosa analítica para adaptarse a la diversidad de lectores y llega al 75% de las escuelas de Estados Unidos.

Para promover la lectura y escritura colaborativa, se puede usar Wattpad, el nuevo fenómeno mundial que ya tiene más de 400 millones de textos y es utilizada principalmente por adolescentes para contar, comentar y leer sus historias.

Se podrían proponer nuevos formatos multimedia de literatura adolescente digital. Por ejemplo, Inanimate Alice es una historia que combina texto, sonido, imágenes y juegos sobre una niña que crece para convertirse en una diseñadora de videojuegos. Alica va cambiando a lo largo del tiempo, añadiendo capas de complejidad a medida que crece en edad. Los lectores la acompañan por el mundo en sus viajes literarios con diversas referencias curriculares interdisciplinarias.

También se pueden usar aplicaciones que permiten editar textos digitales, imágenes y convertirlos en libros físicos bellos y únicos. Storybird es una aplicación que contiene centenares de dibujos elaborados por artistas para inspirar la literatura de los/as niños/as. Las propuestas de escritura empiezan con preguntas sobre los dibujos, como invitaciones llenas de belleza para abrir el camino de la creatividad.

Otra opción es alimentar un concepto distinto de la idea misma de “libro”. IDEO diseña libros que se pueden comentar, criticar y reescribir colaborativamente o historias no lineares que cambian con cada lector.

Estos ejemplos intentan maravillar a una nueva generación de lectores y escritores. Casi todas son aplicaciones pagas y en inglés. Pese a su lejanía, nos muestran un mundo lleno de oportunidades para reescribir la educación repensando en la experiencia de aprendizaje de los alumnos.

Algunos estudios han investigado el impacto que tienen las tecnologías digitales para promover la literatura infantil y adolescente. Un metaestudio de varias evaluaciones indica que el verdadero impacto lo generan las aplicaciones digitales que agregan imágenes, sonidos, experiencias colaborativas, personalización de trayectorias de lectura y ambientes creativos enriquecidos. Pero cuidado, cuando estas propuestas tienen demasiadas distracciones visuales, constantes pruebas de lectura y recorridos basados en puntajes, también caen en su impacto porque no permiten profundizar en la experiencia de la lectura y la escritura.

La abundancia cognitiva conspira contra la comprensión. Hay que encontrar nuevos balances. Muchos vendrán de aplicaciones que son creadas por grupos interdisciplinarios de artistas, diseñadores, escritores y educadores. Nos permitirán reescribir la literatura infantil y adolescente. Incontables niños y jóvenes que fueron expulsados de la literatura en los formatos pedagógicos tradicionales, anónimos, homogéneos y obligatorios podrán encontrar sus pasiones y convertirse en lectores que comprenden, comparten y escriben textos originales.

Para ello es necesario repensar la función del Estado en la educación. Serán necesarios equipos muy formados, interdisciplinarios, que sean capaces de crear, promover en sectores creativos o comprar en el sector privado contenidos educativos maravillosos que reescriban las pedagogías dialogando con los docentes en las aulas. Ceibal en Uruguay es quizás el ejemplo más avanzado en esta dirección.

Para escapar a la burbuja de la tecnología educativa que repite el pasado con nuevos formatos, hay que usar los medios digitales de maneras creativas, no refugiarse en la nostalgia. Una vez que se prende la chispa de un alumno lector, no hay retorno. Quizás el amor por los libros físicos esté más cerca que nunca a gran escala a través de nuevos medios digitales.


Graduate XXI & Futuro Educativo
© 2017 - Todos los Derechos Reservados
Conoce al equipo de GXXI

  • Graduate XXI

¡Hablan de nosotros!


¡Tweets en vivo!

Descubre cómo identificar a jóvenes latinoamericanos en riesgo de #deserción en #ElAulaVacía http://yJNEME7hiz http://q5zuGRN7nv

@graduatexxi
¿Por qué tantos #Latinoamericanos abandonan la #escuela? #ElAulaVacía http://rmdrCM32tV http://gWcLBdJdjc

@graduatexxi
¿Cómo influye el #miedo y la #violencia en el abandono escolar? http://6tWWB5ibaQ #ElAulaVacia http://UDAIOacBcE

@graduatexxi